Claves de las organizaciones TEAL que pueden ayudar a tu organización

En nuestros contexto actual se dan varios indicadores objetivos que hacen pensar que nuestro modelo empresarial y productivo está en un claro momento de crisis y necesita una profunda transformación:

  • Bajos niveles de motivación (solo 13% de empleados se sienten altamente implicados en su trabajo, resultados informe Gallup).
  • Altos niveles de agotamiento y de estrés en un número muy importante de personas
  • Sensación de falta de sentido (Great Resignation en USA, dificultades para fidelizar y reclutar talento en todo el mundo).
  • Insostenibilidad del modelo productivo y de consumo.
  • Bajo nivel de confianza de los clientes en las empresas.

Estas dificultades se dan, en líneas generales, en las empresas privadas, la administración pública y el 3er sector.

El estudio realizado por Frederic Laloux durante 3 años, plasmado en su libro “Reinventing Organizations” nos lanza un fuerte mensaje de optimismo, reconociendo que hay motivos para la preocupación, pero postulando que también hay claramente motivos para la esperanza, ya que este malestar es la fricción entre algo viejo que está “muriendo” y algo nuevo e incierto que está emergiendo. Tal como ha pasado en varios momentos de la historia, estamos viviendo el nacimiento de un nuevo paradigma social, económico y productivo.

Laloux llegó a estas conclusiones a partir del estudio de decenas de organizaciones de distintos sectores, países, y tamaños en las que las cosas se hacían de una manera distinta, en las que las personas empleadas estaban satisfechas y autorrealizadas. Todas estas empresas obtenían muy buenos resultados y compartían las 3 grandes siguientes características:

  • Equipos autogestionados: Desaparece la jerarquía y la autoridad se distribuye a lo largo de los equipos en función del expertise y el talento de cada persona.
  • Plenitud en las personas: Las personas interactúan y se relacionan en su integridad, de una manera transparente y auténtica, dejando los egos a un lado y desarrollando todas las facetas del ser.
  • Propósito evolutivo: Los planes estratégicos elaborados por las cúpulas directivas son sustituidos por una práctica constante de observación y escucha tanto interna como externa para detectar la necesidad de cambio de forma ágil y continua. La organización necesita rentabilidad, pero no es su máximo objetivo. Éste es el de cumplir el propósito para el que nació como organización.

La organización se comprende como un organismo vivo en el que las personas son las protagonistas de la gestión. Se simplifican las formas de organización, desaparece la necesidad de control, se descentraliza la toma de decisiones, aumenta el sentido de responsabilidad de las personas empleadas y se les ofrece la oportunidad de desarrollar sus capacidades y talentos más allá del puro desempeño en el puesto de trabajo.

Si miramos a la mayoría de nuestras organizaciones, quizás podamos pensar que están tan lejos de este paradigma, que resulta imposible que se transformen para ni siquiera acercarse a este marco de organizaciones TEAL. Es cierto que se trata de un cambio profundo que afecta a cultura, estructuras, roles, procesos, formas de pensar, formas de actuar…

Al mismo tiempo, con que hiciéramos una reflexión crítico-constructiva y avanzáramos en algunos aspectos concretos, ya puede valer absolutamente la pena.

¿Y tú, por dónde empezarías?

Jesús Martínez Bustos
CEO en focus inside.

Deja un comentario